Somos muchos

A partir del instante en que se unieron el óvulo y el espermatozoide que nos dieron origen, se conformó un cóctel genético que determinará en buena medida varios aspectos de nuestra personalidad. Y esos genes no son solo de papá y mamá, se remontan varias generaciones atrás. De modo que apenas nacemos ya portamos rasgos característicos de varias personas.

El resto lo vamos construyendo con el andar. Cada persona que pasa por nuestra vida nos deja algo. Algunos mucho, otros casi nada. Inconscientemente vamos incorporando señas de otras personas a nuestra manera de comportarnos. Seguramente te habrás notado alguna vez actuando como alguien conocido, sea pariente o no. Yo me sorprendo a veces riendo como mi abuelo, pensando como mi papá, hablando como mi amigo, o… cuántos más.

A fin de cuentas, somos muchos.

Y ya que somos tantos, parece buena idea sacar a relucir al integrante mejor dotado para cada situación. ¿no?

Y vos ¿quiénes sos?

 

Un comentario en “Somos muchos”

Deja un comentario